INTERNACIONALES

Maduro asevera que el emigrante venezolano sale del país “lleno de dólares”

EFE
CARACAS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer que quienes deciden abandonar el país en medio de la severa crisis económica lo hacen con el bolsillo “lleno de dólares” y seducidos por ofertas engañosas que forman parte de una campaña internacional contra su Gobierno.

“Una característica de la emigración venezolana es que sale del país con el bolsillo lleno de dólares, lo mínimo que llevan 5.000 dólares, eso es platica oyó, venden una moto, venden un carro, y algunos han vendido hasta el apartamento”, dijo el mandatario en un acto con jóvenes chavistas.

Maduro aseguró que a través de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram los venezolanos reciben mensajes que forman parte de una campaña que busca “imponer una crisis humanitaria de migración” para “justificar la intervención de Venezuela por la vía militar y política”.

Señaló que en estas plataformas digitales ofrecen “paquetes” fraudulentos para emigrantes venezolanos con los que supuestamente obtendrán beneficios económicos, algo que, remarcó, ha “sugestionado” a algunos.

“Las grandes mayorías no, las grandes mayorías están en Venezuela trabajando, estudiando, luchando. Es una minoría que se ha dejado sugestionar y ahora despierta de una pesadilla”, prosiguió.

El líder chavista dijo que aunque solo es “un grupo” de ciudadanos el que ha abandonado Venezuela, el “100 por ciento” de los que han regresado, en el marco del plan gubernamental Vuelta a la Patria, “fueron engañados” en otros países.

“Estas personas que han regresado del esclavismo, han regresado de otro mundo, han regresado del capitalismo, peor aún, algunos han regresado del esclavismo”, agregó.

Según datos facilitados por Naciones Unidas, un total de 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2014, dirigiéndose principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

La mayor parte de los emigrados, según la ONU, citan la falta de alimentos como la principal razón de su marcha.

Lula esperó hasta última hora para desistir de su candidatura presidencial

EFE
Río de Janeiro

Luiz Inácio Lula da Silva, que ayer desistió de disputar la Presidencia en las elecciones de octubre en Brasil tras haber sido inhabilitado, esperó hasta última hora para anunciar a Fernando Haddad como su sucesor en la disputa con la vana esperanza de que algún recurso judicial salvara sus aspiraciones.

El expresidente alegó en una carta que escribió en la prisión que fue “arbitrariamente arrancado de la disputa electoral” por una Justicia que lo persigue y que quiere impedir la victoria del candidato que lideraba todas las encuestas de intención de voto, con hasta el 40 % del favoritismo.

“Es ante esas circunstancias que tengo que tomar una decisión en el plazo que fue impuesto de forma arbitraria. Y por eso le pido al PT (Partido de los Trabajadores) que sustituya mi candidatura por la de mi compañero Fernando Haddad, que hasta el momento desempeñó con extrema lealtad la posición de candidato a vicepresidente”, afirmó.

La Justicia Electoral había advertido al PT que tenía plazo hasta las 19.00 hora local (22.00 GMT) de este martes para anunciar un nuevo candidato, luego de que Lula fuera declarado inelegible, o en caso contrario quedaría por fuera de la disputa electoral.

Sin esperanza de un revés judicial, Lula terminó anunciando su apoyo incondicional a Haddad y pidiendo votos para quien fuera su ministro de Educación y alcalde de Sao Paulo un par de horas antes del fin del plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =