Haití comienza a normalizarse mientras el Gobierno busca salida a la crisis

EFE
Puerto Príncipe

Haití comenzó a normalizarse tras dos días de una huelga de transporte convocada después de las violentas protestas del fin de semana por un fallido aumento en los precios de los combustibles, mientras el Gobierno se reúne con distintos sectores en busca de una salida a la situación creada.

Mientras que sectores de la oposición anuncian nuevas protestas, las calles de Puerto Príncipe, capital del país, comenzaron a recuperar su ritmo habitual y el transporte público funciona con normalidad después de dos días de parálisis a causa de la huelga.

Sin embargo, algunos negocios permanecen cerrados, así como algunas embajadas que solo ofrecen servicios considerados urgentes.

La ciudadanía está a la espera de que el presidente del país, Jovenel Moise, quien ha mantenido en las últimas horas reuniones con representantes locales y extranjeros, anuncie cambios en su Gobierno y medidas para enfrentar la difícil situación económica de Haití, el país más pobre del continente americano.

Los actos de violencia comenzaron el viernes pasado cuando el Gobierno dijo que al día siguiente entrarían en vigor los nuevos precios de los combustibles, que reflejaban incrementos de entre 37 y más de un 50 %, como parte de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, el sábado el Gobierno decidió dejarlos sin efecto en medio de los disturbios, en los que hombres con armas de fuego y blancas bloquearon calles, quemaron numeros vehículos, atacaron negocios y saquearon supermercados.

Lafontant anunció el martes que el Gobierno investigará los hechos violentos del fin de semana, que según distintas fuentes dejaron entre tres y siete muertos.

Las protestas violentas del fin se semana en Haití alcanzaron la ciudad de Malpasse, fronteriza con República Dominicana, donde fueron incendiadas las oficinas aduaneras, por lo que el Gobierno dominicano anunció el reforzamiento de la seguridad en la frontera entre ambas naciones.

Precisamente ayer, el canciller de la República Dominicana, Miguel Vargas, afirmó que el Gobierno de este país se mantiene atento a la situación del vecino Haití, al tiempo que aseguró que sus compatriotas no corren peligro en esa nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − 3 =